Durante finales del Siglo XIX y comienzos del XX operaron en el país compañías de correos urbanos en algunas de nuestras ciudades; algunas de las cuales incluso emitieron sus propios sellos postales.