Leyes de Indias sobre el Correo en América
LIBRO IX, TIT, VII, LEY VI

D. Felipe II, a 9 de marzo de 1580 – Aranjuez

Porque el Correo Mayor, su teniente y oficiales, teniendo correspondencias con otros correos en esta corte y otras partes juntando muchas de diferentes personas, con los mayores portes para sus aprovechamientos particulares, en perjuicio de los correos de a caballo y a pie que hacen los viajes realmente, y detienen los pliegos hasta que salgan otros correos que los lleven quitándolos a unos y dándolos a otros, y las personas cuyas son las cartas reciben de esto mucho daño, y se detienen y pierden los pliegos: Mandamos que el Correo Mayor, teniente y oficiales no lo hagan así, y tengan mucho cuidado y diligencia en que a cualquier correo que saliere se den y entreguen todos los pliegos, despachos y cartas sueltas, sin reservar ningunas de las que en su casa y poder tuvieren, a la hora que el correo saliere, y no aguarden a otro ni hagan los mazos arriba referidos. 

Deja una respuesta