Leyes de Indias sobre el Correo en América
LIBRO IX, TIT, VII, LEY IX

El Emperador D. Carlos y el príncipe gobernador, en Monzón de Aragón a 28 de agosto de 1552. Y a 10 de noviembre de 1573

Porque se ofrecen muchos accidentes en nuestro Consejo de Indias, y conviene a nuestro servicio enviar o remitir despachos con brevedad a Sevilla, Cádiz o Sanlúcar, o adonde Nos estuviéremos, tocantes a nuestro Real servicio, y se pueda excusar la frecuencia de correos, y algunas personas los despachan para el mismo viaje, los cuales podrán llevar los despachos y se excusará la costa : Mandamos a nuestro Correo Mayor o a lugarteniente, u otra cualquier persona que en su nombre sirviere el dicho oficio en la ciudad, villa o lugar que residiere nuestro Consejo de Indias, que cuando se despachare algún correo para las dichas partes, por cualquier persona, avisen a los del dicho Consejo, para que tuvieren algún despacho que enviar lo encaminen con él y hasta tener respuesta del Consejo no lo dejen partir en ninguna forma, pena de la nuestra merced y de doscientos mil maravedís cada vez que no lo cumplieren. 

Deja una respuesta