Leyes de Indias sobre el Correo en América
LIBRO III, TIT. XVI, LEY X

Don Felipe IV, en Madrid, a 2 de septiembre de 1623. 

Por lo que conviene tener aviso muy de ordinario del estado en que se hallan las provincias del Perú, y que con tiempo anticipado reciban los Ministros de aquel reino los pliegos y despachos que de éstos se les enviaren, y en todo haya buena orden, puntual y continua correspondencia; mandamos al Virrey que, en conserva de la Armada en que se trae la plata de las provincias de Tierra-Firme, envíe siempre un barco pequeño, en que, luego como llegue, embarque el Presidente de Panamá todos los pliegos y despachos que fueren en nuestra Armada real, y el Presidente, con todo cuidado, procure que el barco vuelva a salir luego de forma que puedan estar en el Callao los pliegos a mediado agosto, con que tendrá tiempo de responder hasta noviembre, que entonces ha de remitir el Virrey sus despachos, y luego que los reciba el Presidente, los envíe con cualquier barco a la ciudad de Cartagena, para que los traiga el aviso, que de allí partiere a los primeros de enero, y podrán llegar a España a mediados marzo, y se responderá a lo que fuere más preciso con los primeros galeones, que hubieren de ir por nuestra Hacienda, y de particulares.

Deja una respuesta